Del RevPAR al TRevPAR - ¿Es su hotel realmente rentable?

El Revenue Management de su hotel se está volviendo cada vez más complejo. Conozca la evolución del RevPAR e incremente sus beneficios

 Del RevPAR al TRevPAR - ¿Es su hotel realmente rentable?

Los orígenes del RevPAR

 

Un hotel es como un organismo vivo. En el mercado de la hostelería, la oferta y la demanda de los hoteles son muy elásticas. Esto implica que pueden variar de un extremo al otro, de un día al siguiente, según los precios. Es por esto que la complejidad del Revenue Management de los hoteles ha aumentado en las últimas décadas.

Analicemos los indicadores claves del rendimiento utilizados en la hostelería para medir el éxito económico de un establecimiento.

  • Tarifa diaria media (en inglés Average Daily Rate, ADR): Beneficios medios diarios por habitación ocupada
  • Tasa de ocupación: Número de habitaciones ocupadas de un hotel en un determinado momento en el tiempo (medido en porcentaje)

En el pasado, muchos hoteles establecían una tarifa diaria media o su tasa de ocupación altas como sus principales objetivos en su negocio. Sin embargo, con estas metas, se dejaban de lado otros aspectos importantes del rendimiento del hotel.

Esta es la razón por la que, unos años atrás, el Revenue Management del hotel introdujo un concepto nuevo: el RevPAR.

  • RevPAR: El RevPAR es el indicador más importante a la hora de calcular el rendimiento financiero de un alojamiento. Ofrece información relevante acerca del beneficio por habitación disponible (REVenue Per Available Room, RevPAR), relacionando así las tarifas medias diarias de un hotel con su tasa de ocupación.

Descargue el artículo completo o siga leyendo más abajo


 

Ejemplo de cálculo del RevPAR

 

Generalmente, hay dos formas de calcular el RevPAR de un hotel. El enfoque clásico consiste en multiplicar la tarifa diaria media (ADR) por la tasa de ocupación:

ADR x tasa de ocupación

Alternativamente, también puede obtener el mismo resultado con la siguiente fórmula:

Beneficios totales por habitación en un determinado periodo de tiempo

/

Número de habitaciones disponibles en el mismo periodo

 

Hagamos los cálculos

 

En nuestro caso, escogemos un hotel con 100 habitaciones, de las cuales 60 han sido reservadas para un determinado día, generando un beneficio total de 4200€.

Dividiendo el beneficio total por el número de habitaciones reservadas (4200 / 60), obtenemos la tarifa diaria media con un valor de 70€.
A su vez, contamos con una tasa de ocupación del 60% (60/100 habitaciones reservadas).

De esta manera, tanto escogiendo la primera fórmula (70€ x 0,6) como la segunda (4200€ / 100), obtenemos el mismo resultado: RevPAR = 42€.

 

Limitaciones del RevPAR

 

Hasta ahora, se ha considerado al RevPAR como la herramienta más precisa para calcular el rendimiento de un hotel. También se ha utilizado para comparar hoteles entre sí. Sin embargo, si se mira un poco más de cerca, es fácil darse cuenta de que tiene sus limitaciones.

Consideremos el siguiente caso:

Un hotel tiene 50 habitaciones en total

  • Reserva 50 habitaciones por 20€ cada una, o…
  • Reserva 5 habitaciones por 200€ cada una.

 

En ambos casos, el hotel genera un beneficio de 1000€ y un RevPAR de 20€.
Así, si obtenemos el mismo RevPAR, ¿significa esto que este hotel tendrá el mismo beneficio neto en ambos casos?

¡No! Desgraciadamente, los cálculos tradicionales del RevPAR no tienen en cuenta cosas como los costos incurridos por habitación o el beneficio adicional por habitación por cada habitación individual que se reserva.
Como resultado, el RevPAR no es el indicador definitivo para determinar el éxito económico de su hotel.

Evolución del RevPAR

 

Debido a esto, expertos del Revenue Management como Ira Vouk, Vicepresidenta y Co-fundadora de iRates, han introducido el concepto del beneficio ajustable por habitación disponible (en inglés, Adjusted Revenue Per Available Room, ARPAR), también conocido como beneficio total por habitación disponible (en inglés, Total Revenue per Available Room, TRevPAR).

Examinemos más de cerca estos dos conceptos:

El TRevPAR tiene en cuenta el beneficio total de un establecimiento. Esto incluye también todos los consumos del huésped (en el bar, del servicio de habitación, el desayuno, etc.). En resumen, añade todos los factores del hotel que generan beneficios teniendo en cuenta su productividad.

TRevPAR = Beneficio Total / Número de habitaciones disponibles 

Desgraciadamente, el TRevPAR no enfatiza la importancia de los precios y de las habitaciones reservadas, no considera los costos y no tiene en cuenta la tasa de ocupación; y es bien sabido que estos datos son imprescindibles para conocer al completo la eficiencia de un hotel.

Por el contrario, la fórmula del ARPAR tal y como la emplea Ira Vouk “es un claro reflejo de los beneficios generados” teniendo en cuenta el precio y la tasa de ocupación. Hay varias maneras de obtener el ARPAR y la fórmula es expandible. Sin embargo, en este artículo queremos enfatizar que solamente el RevPAR no es suficiente para obtener una idea global del rendimiento de un hotel.

Por esa misma razón nos mantenemos fieles a la fórmula más simple que Ira propone para calcular el ARPAR:

ARPAR = (ADR – costos variables por habitación ocupada + beneficios adicionales por habitación ocupada) x tasa de ocupación

Volvamos al ejemplo anterior y apliquemos la fórmula del ARPAR:

Un hotel con 50 habitaciones en total

  • Reserva 50 habitaciones por 20€ cada una, o…
  • Reserva 5 habitaciones por 200€ cada una.

 

Como vimos en nuestro anterior ejemplo, obtuvimos un RevPAR de 20€ en ambos casos.

¿Cuál será el resultado para el ARPAR?

En nuestro escenario asumimos:

  • Costos variables por habitación ocupada = 10€

y

  • Beneficio adicional por habitación ocupada = 5€

Caso 1:

(20€ – 10€ + 5€) * 1 = 15€

Caso 2:

(200€ – 10€ + 5€) * 0,1 = 19,5€

En este caso vemos que la opción dos es más rentable que la primera para este hotel. El resultado del ARPAR variará según los costos variables por habitación ocupada y el beneficio adicional por habitación ocupada, ambos diferentes para cada hotel. Además, las tasas de comisión y la cantidad de reservas directas respectivamente afectarán significativamente al beneficio neto del hotel.

 

Conclusión

 

Según un estudio llevado a cabo por Robert Mandelbaum, Director de la Oficina de Servicios de Investigación e Información (Office of Research Information Services, ORIS), el futuro próximo presenta un entorno de baja inflación. Esto implica que cualquier incremento en la tasa de ocupación o en el ADR incrementará consecuentemente el ARPAR en los próximos años. “Los considerables incrementos en los beneficios, combinados con un crecimiento moderado de los gastos operacionales tendrán como resultado ganancias prometedoras en los años venideros.”
En conclusión, el Revenue Management de un hotel se ha convertido en una tarea más compleja en las últimas décadas. Los hoteleros deben tener en cuenta numerosos factores a la hora de medir el rendimiento de su propiedad. Al mismo tiempo, la complejidad creciente ofrece la oportunidad de obtener una fuerte ventaja con respecto a los competidores.

¡Gane esta ventaja con la ayuda de Customer Alliance! Podemos llevar a su hotel al siguiente nivel.

Solicite una demostración gratuita

 

Lectura complementaria